Cuidar

Termina Agosto y me encuentro cosechando una reflexión central

Cuando conectamos con lo que nos importa podemos sentir que salimos del centro y nos vamos a los bordes, podemos sentir que se nos corren los marcos de comprensión y podemos experimentar que alumbramos y conectamos con experiencias y sentidos nuevos que antes no registrábamos. Podemos sentir que perdemos las certezas y que cuando estamos llegando a vislumbrar un nuevo pensamiento es como que se abre a la fuga se escapa…

cuando conectamos con cuidar lo que nos importa empezamos a recoger lo que quedó en el borde…aquello para lo que no teníamos o no tuvimos tiempo…esos sueños olvidados…

en Agosto llegó a mí un cuento de Garcia Márquez que habla de las sandalias negras. Y cuenta cómo la mamá las estreno al toque y las disfrutó al toque. Y termina estrenando esos zapatos que guardaba para una ocasión especial.

Chau Agosto. Gracias por sacarnos del centro, gracias por poner en entredicho, gracias por la incomodidad y por el acontecimiento: la vida que irrumpe imprevistamente.

chau Agosto! Hola Setiembre!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s